Skip to content

La Realidad Aumentada, ¿sustituirá a la Realidad Virtual?

Persona trabajado con RV

El objetivo de los avances tecnológicos es simplificar y acelerar procesos y tareas de las personas. Algunos de ellos lo consiguen optimizando la percepción humana, como la Realidad Virtual o la Realidad Aumentada.

Estas tecnologías están ya presentes en muchas empresas y todo apunta a que en el futuro tendrán un gran protagonismo.

 

¿Qué es la Realidad Virtual?

La Realidad Virtual (VR con las siglas en inglés), es una tecnología que permite abstraer a una persona del mundo real e introducirla en una nueva realidad diseñada artificialmente a través de un dispositivo (gafas especiales).

Esta tecnología puede ir acompañada de unos sensores que permiten manipular los elementos virtuales y así realizar simulaciones con ellos para aplicarlas al mundo real.

Aunque esta tecnología suene muy novedosa, su origen se remonta a 1957, con la creación de un simulador con imágenes 3D. Sin embargo, su aplicación a gran escala no ha llegado hasta la última década, cuando los avances han permitido materializarla y ampliar sus aplicaciones.

 

¿Y la Realidad Aumentada?

La Realidad Aumentada (AR) es una tecnología que complementa la realidad, no la sustituye como hace la VR. En este caso, quien la utiliza sí observa todo lo que tiene delante y a eso se le añaden elementos virtuales (gráficos, objetos 3D, representaciones, etc.). Por tanto, ambas herramientas son complementarias, ya que cada una tiene sus peculiaridades y puede traducirse en diferentes aplicaciones.

La tecnología que podría llegar a sustituirlas es la Realidad Mixta (MR). Esta combina lo mejor de ambas, aunque aún es joven y su futuro es incierto.

 

Situación actual en el mercado

Los beneficios de estas tecnologías son cada vez mayores, por ello las empresas apuestan por ellas y crecen sus aplicaciones en múltiples campos:

• Arquitectura e ingeniería: la Realidad Virtual hace que un proyecto pueda tener un nivel de detalle mucho mayor y con la AR se pueden visualizar posibles modificaciones en una estructura real de manera sencilla.

• Salud: realizar un análisis profundo, dirigir una cirugía a distancia y muchas más facilidades son posibles gracias a estas herramientas tecnológicas, que ya están revolucionando este campo.

• Educación: dado que estas tecnologías potencian la percepción humana, las posibilidades en la formación son casi infinitas, ya que la teoría se puede representar de manera más clara, sencilla y comprensible.

• Cultura y entretenimiento: este es el ámbito en el que más se han popularizado las dos tecnologías, especialmente la Realidad Virtual. Esto ocurre por el gran salto de calidad que aporta a nivel audiovisual. Es por ello que está cada vez más integrada en videojuegos, cine, exposiciones, etc.

 

El gran potencial de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada pronto cobrará importancia en el trabajo y muchos ámbitos de nuestra vida, haciéndola más sencilla y creando diferentes oportunidades.

¡Entérate de todas las novedades de nuestro Blog suscribiéndote a nuestra newsletter!

¡O síguenos en redes!

¡Rellena los campos y entérate de todas las novedades de nuestro blog!